SALA LLENA PARA EL ESTRENO DE “PATERNAL”, EN EL GAUMONT

Con la Sala 3 del Espacio INCAA Cine Gaumont colmada de espectadores, el documentalista Eduardo Yedlin junto al protagonista, Adolfo Roitman, presentaron “Paternal”, película sobre las decisiones de una familia hebrea típica que habita el barrio porteño que le da título al documental, en la que Manuel es un excelente pantalonero; Susana, su mujer y sus hijos, Isidoro, músico especializado en géneros antiguos y Adolfo, estudiante del rabinato y hace la carrera de Antropología en la Universidad de Buenos Aires, que en 1987 emigró a Israel donde hizo su postgrado en estudios interreligiosos, con honores. En Jerusalén se fascinó con el mayor descubrimiento arqueológico del siglo XX, los Rollos del Mar Muerto, la Biblia más antigua jamás hallada. De la cual, desde 1994, es el curador y divulgador de los mensajes que están contenidos en esos trozos de piel animal de más de dos mil años de antigüedad. Rollos escritos por los Esenios, la tribu de los primeros exiliados en la historia.

Adolfo lucha apasionadamente por la armonía entre los pueblos, interpretando y difundiendo el contenido de esas escrituras antiquísimas. Dice que vive entre dos mundos: la época de Jesús y el mundo de hoy, problemático y febril, como dice Discépolín. Entre su pasión por el fútbol y digitalizar los rollos junto a Google, habla de Maradona como de un Dios en la Tierra. De los estadios de fútbol como espacios sagrados y quiere cumplir el sueño trunco de su padre, que entre sus libretas de sastrería anotaba intentos de guiones para improbables películas, y su gran sueño: la paz entre los hombres.

“La familia Roitman es una familia típica, desde cierto punto de vista desde el cual el inculcaron a sus dos hijos por igual, que la única manera de progresar es estudiando y esforzándose. Y los dos lo cumplieron al pie de la letra. Adolfo es hijo de la educación pública argentina y que ha accedido a un cargo de mucha responsabilidad, y de mucho prestigio ya desde hace 25 años. Pero también habla del barrio de la Paternal, que lleva en su aire, en sus vecinos, la devoción por Pappo y el fútbol. Habla mucho sobre las devociones, de los jugadores como los ídolos modernos y de las canchas de futbol, como los templos modernos”, contó su director, Eduardo Yedlin.

Por su parte, Adolfo Roitman, adelantó que “la película tiene diversos registros: desde lo personal, hasta lo particular y lo profesional, pasando por mi formación académica y, finalmente, temas tan trascendentales que tienen que ver con la historia de occidente. Estos documentos religiosos del Mar Muerto, la ciudad de Jerusalén y su papel trascendental en la historia de la humanidad. Y dentro de todos estos temas, está mi vida, que muchas veces tengo la sensación, aun antes de que se haga esta película, de que es como si fuera una historia de una verdadera película que yo no escribí, y que soy el personaje de esa película que pasa por diferentes estaciones que, en muchos casos, son verdaderamente sorprendentes, de momentos inesperados en la vida”.

Frente al público, ambos agradecieron la posibilidad de estrenar una película que es muy personal, pero que habla de realidades que se presentan, en algunas circunstancias, en esta vida.
ESTRENOS 05/09