SHOW EN VIVO EN EL GAUMONT PARA RECIBIR EL ESTRENO DEL DOCUMENTAL OIANT, MÚSICA PARA UN FUTURO ANCESTRAL

Formación de la Orquesta de Instrumentos Autóctonos y Nuevas Tecnologías en el Complejo Gaumont

Con sala llena y la presencia de autoridades e invitados especiales, el jueves 16 de junio se estrenó el documental OIANT, música para un futuro ancestral, en el Complejo Gaumont. Antes de la proyección hubo un show en vivo de la orquesta de la Untref.

El nuevo trabajo del realizador Nacho Garassino, registra el detrás de escena de la OIANT, Orquesta de Instrumentos Autóctonos y Nuevas Tecnologías, creada en el año 2004 en el marco del Centro de Etnomusicología y Creación en Artes Tradicionales y de Vanguardia “Dra Isabel Aretz” de la UNTREF por el compositor, director, investigador y educador argentino Alejandro Iglesias Rossi y la educadora, eutonista, musicóloga, iconógrafa y directora de Artes Escénicas y Visuales Susana Ferreres. La película, es un viaje iniciático junto a sus músicos: desde la investigación de códices precolombinos para construir instrumentos perdidos, la combinación con las nuevas tecnologías, hasta sus conciertos por todo el mundo que son auténticos rituales en escena.

Nicolás Batlle, el vicepresidente del INCAA, expresó: “Es una noche muy especial. Ésta orquesta es parte de un proceso educativo de la Universidad de Tres de Febrero y desde el INCAA, es un honor acompañar la producción y el fomento de esta película, de un realizador con una amplia trayectoria. Hace unos años tuve la suerte de ver a la orquesta en vivo, y quedé muy impresionado. Hacen un trabajo extraordinario, y es muy importante haber plasmado en un documental el trabajo general que realizan. Siempre digo que la música y el audiovisual tienen un maridaje muy especial. Los documentales sobre música resultan muy atractivos para el público.”     

La periodista y locutora Gabriela Rádice, que ofició de anfitriona, invitó a que se acercara al pié de la pantalla al director del film y al director de la OIANT, Alejandro Iglesias Rossi, junto al actor Osvaldo Santoro, Vicepresidente de la Radio y Televisión Argentina (RTA), al Agregado Cultural de la Embajada de México en Argentina, Héctor Orestes Aguilar, a Juan Falú, Premio Nacional de Música en el año 2000 y a Nacho Martínez, el montajista de la película, todos invitados especiales de la noche, acompañados por vicepresidente del INCAA a cargo de la presidencia, Nicolás Batlle; el vicerrector de la UNTREF, Martín Kaufmann y el actor Juan Palomino, junto a otras figuras, desde la platea.

Osvaldo Santoro recordó su primer encuentro con la orquesta “cuando se me nombró personalidad destacada en la provincia de Buenos Aires, la Universidad de Tres de Febrero organizó, dentro de su auditorio, un encuentro donde mi gran amigo Jorge Marrale, me dirigió unas palabras. Y sorpresivamente, apareció esta orquesta que me conmovió, así como se van a conmover ustedes. Ese encuentro me ha marcado.”

El Agregado Cultural de la Embajada de México en Argentina, Héctor Orestes Aguilar, trajo el saludo de la Sra. embajadora, Lilia Rossbach para el director y todas y todos los integrantes de la orquesta y expresó “El encuentro que tuvo la Embajada de México con la Orquesta de instrumentos autóctonos y nuevas tecnologías, ha sido una verdadera epifanía. No fue solamente una coincidencia o un momento coyuntural muy afortunado, sino, también algo milagroso, porque la orquesta hace algo que ningún otro ensamble musical lleva a cabo en Americe Latina, que es un trabajo integral, una obra de arte integral, porque los y las integrantes, además de ser ejecutantes, además de ser bailarines, además de ser docentes musicales son investigadores y consultores, y unos extraordinarios seres humanos. En la película se encontrarán en varios pasajes, mensajes de admiración total de gente como Leo Brouwer y grandes músicos contemporáneos, pero también de pensadores y humanistas fundamentales para Argentina y América Latina como Adolfo Pérez Esquivel, entre otros. La orquesta, no tengan dudas, es un orgullo argentino, es un orgullo latinoamericano, es un orgullo para todos los que compartimos la creencia y la convicción de que la música, en la cultura, es también lo que nos une, y lo que cultiva una cultura de la paz, que tanto necesitamos en estos días.”    

Juan Falù expresó “A mí me parece que, cuando se habla de un futuro ancestral, se está hablando de la memoria. Un tema crucial. Me parece que, para el sistema de dominación, el olvido es una estrategia, por lo tanto, la memoria debiera ser una herramienta de liberación, de conciencia. Y en estas culturas asediadas, interrumpidas; unas eliminadas; hablar de ancestros, remitirse a esas verdades, a esas voces, a esos cuerpos, a esos sonidos, a esas leyendas como lo hace este ensamble fantástico, es una tarea que hay que reivindicar, hay que apoyar, hay que difundir y hay que imitar. Creo que sin ancestros no tenemos destino. Y poder traducir esas verdades en cuerpos, en sonidos, en poesía, en movimiento y en una pasión, es digno merecedor del mayor de los aplausos y me identifico muchísimo con ese compromiso. Se trata, nada más y nada menos, que de la memoria.”  

El director de la OIANT, Alejandro Iglesias Rossi, leyó una palabras que definen el trabajo desarrollado por la orquesta en las que citó a Simón Rodríguez, pensador independentista maestro y compañero de Simón Bolívar, ”, y agregó “Realmente, con Susana (Ferreres), estamos muy agradecidos con Nacho, por todos estos años de trabajo, en que con un compromiso constante y humilde, acompañó un proyecto que se enraíza en la soberanía cultural y espiritual de nuestro continente y que ha podido sostenerse, durante casi 20 años gracias a la comunión de Aníbal Jozami y Martín Kaufmann, rectores de la Universidad de Tres de Febrero, en comunión con la visión de la orquesta.”

Nacho Garassino, realizador del film, expresó al público: “Comencé a conocer a la orquesta por un lejano 2008. Un año trascendente en mi vida. Se fue mi madre a otro plano astral, nació mi ahijado, Juan Francisco, que anda por ahí con su hermano y su familia, que tengo la alegría que hayan venido desde mi Santa Fe natal. Son ya 14 años de trabajo y de aprender con la Orquesta, y prefiero que de todo esto hable la película por sí misma”. Por último, homenajeó a “los amigos que ya no están, pero siempre están presentes, en palabras de Atahualpa Yupanqui, con nuestros muertos, pa que nadie quede atrás”.

Previa a la proyección hubo una presentación en vivo de OIANT, que, provisto de un set de instrumentos autóctonos y una magnífica e imponente puesta en escena y vestuario, fue el preámbulo para el comienzo de la función de estreno.