NÉSTOR MONTALBANO Y EVELINA CABRERA VISITARON LA CÁRCEL DE LOS HORNOS PARA PRESENTAR “NO LLORES POR MÍ, INGLATERRA”

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales realizó el cierre de año del programa de acceso a la cultura “Cine en cárceles”, en la Unidad Penitenciaria N°8 de Los Hornos, en la ciudad de La Plata, con la proyección de “No llores por mí, Inglaterra”, que fue presentada por su director, Néstor Montalbano, y una de sus protagonistas, la presidenta de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR), Evelina Cabrera.

La función especial se realizó en una sala montada especialmente para la ocasión, con una pantalla gigante y sonido de alta definición, para ochenta personas que disfrutaron de la historia ambientada en 1806, cuando los ingleses invaden la ciudad de Buenos Aires, hasta entonces bajo el mando de la Monarquía Española. Instalados en este nuevo territorio, y para distraer a la población, el General Beresford les presenta un nuevo juego: el fútbol.

El programa Cine en Cárceles logra una experiencia que reconforta y nutre. En las oportunidades que me tocó presentar mi película este año se dio un muy buen intercambio con los internos, que nos dieron devoluciones que nos sirven tanto a nosotros como a ellos. En lo personal, sentí que acá cumplimos con el objetivo que teníamos con esta película, de transmitir nuestra cultura, entretener y divertir”, dijo Néstor Montalbano, luego de la función.

Por su parte, Evelina Cabrera destacó el valor que tiene la realización de este tipo de actividades, al señalar que “compartir una película es muy parecido a jugar al fútbol, porque se abre un espacio de comunión entre tus pares a través de una experiencia colectiva, por lo que se genera un espacio de intercambio muy potente, de la misma manera en que sucede afuera”.

Viviana Blanco es una de las internas de la Unidad 8 que compartió la función con el director y una de sus protagonistas. Luego del debate, destacó “que en un contexto de encierro, es muy enriquecedora la experiencia de compartir una función, porque cuando nos sumergimos en una película, somos libres. También nos da la posibilidad de tener un intercambio de ideas y de miradas, que nos posibilita conocernos más entre nosotras. En ese sentido, el acceso a la cultura es muy gratificante”.

En la actividad que se realizó en conjunto con el Servicio Penitenciario Bonaerense, participaron el coordinador del programa Cine en Cárceles, Camilo Moreira Biurra, la directora de Políticas Institucionales del SPB, Valeria Sampayo, y la directora de la Unidad 8, Norma Díaz, entre otras autoridades del SPB.

Al igual que una sala comercial, y como parte de las acciones de acceso a la cultura, las internas recibieron el ticket oficial para ver la película, que estuvo acompañada de pochoclos.

Inauguración de la videoteca “Malala Yousafzai”

La primera videoteca del Servicio Penitenciario Bonaerense se inauguró con 500 películas, donadas por el INCAA y por personal del SPB, que lleva el nombre de la activista por la educación pakistaní Malala Yousafzai. Las internas contaron que eligieron ese nombre porque “se trata de una mujer, guerrera, luchadora, estudiante, que tenía sueños, y decía que usaría su lápiz como una llave hacía la libertad, y eso es algo que nos identifica mucho, por eso elegimos su nombre y su ejemplo para esta videoteca”. 

El programa “Ciclo de cine en cárceles” integra la exhibición cinematográfica a las actividades de las Unidades Penitenciarias del país y busca acompañar las políticas de inclusión social y ampliación de derechos, entendiendo el acceso a la cultura como un derecho indispensable para el desarrollo humano.

 

CINE EN CARCELES 17/12/2019